Últimas investigaciones y pasos a seguir para erradicar la Xylella Fastidiosa

Balance de las jornadas celebradas el pasado 20 de Septiembre en el Servicio Agrario de Cajasur¹.

Por Sonia Gómez/Ingeniera Agrónoma y oleoaficionada

 

Desde el mes de julio pasado, cuando se detectó la temida bacteria en la Península Ibérica , el temor al posible contagio y muerte de frutos como la almendra , la aceituna o la uva  preocupa  a toda la sociedad Española y, especialmente, al sector del olivar andaluz, primer productor mundial de aceite de oliva.

La cita, organizada por Cajasur, suscitó un enorme interés en el sector. Esto fue por el altísimo nivel de los ponentes, que ofrecieron los resultados de las últimas investigaciones realizadas en torno a la lucha contra la temida bacteria, así como posibles soluciones para evitar su propagación en el campo andaluz. Profesionales entregados en cuerpo y alma a una lucha silenciosa que es vital para el futuro de la industria agrícola de nuestra comunidad, que es, también, el de numerosas comarcas, pueblos y ciudades andaluzas.

 

Introdución a las Jornadas

¿Cómo se transmite la Xylella Fastidiosa?

Alberto Fereres, una eminencia en el campo de la investigación de la entomología agraria y que desarrolla sus investigaciones en el CSIC, disertó sobre el insecto transmisor de la bacteria. Conocido por su nombre científico de Philaennus  spumarius, es un insecto prácticamente desconocido que alberga la bacteria Xylella fastidiosa en la parte anterior  de su aparato bucal  y que transmite una enfermedad  a una planta sana tras chupar su savia. Tras la detección de Xylella en el sur de Italia en 2013, se pudo identificar los vectores que propagaban la enfermedad y se iniciaron las investigaciones sobre el ciclo de vida del insecto para poder acabar con la propagación.

El ciclo se desarrolla en varias fases: pasa por un estado ninfa-pupa durante el que se forman unas “espumas “en las plantas y hierbas que se encuentra en las cubiertas vegetales que rodean o están debajo de los olivos. Esto ocurre entre los meses de febrero a abril.

Durante el mes de abril a mayo, el insecto pase a su estado Adulto y así permanecerá durante 1 año antes de morir. Durante los meses de junio y julio, cuando el periodo estival hace que la cubierta esté seca, el insecto se acerca a los árboles más próximos para alimentarse, chupando su savia y propagando la bacteria, que lleva en su aparato bucal, al xilema de los árboles. Es ahí donde se produce la infestación. En noviembre, el insecto vuelve a la cubierta vegetal y pone sus huevos entre septiembre y noviembre. En febrero y marzo, los huevos maduran y pasan a transformarse en Ninfa –Pupa entre febrero y abril, formando las espumas visibles en los arbustos y cubiertas vegetales.

Gracias al análisis de su ciclo de vida, se está llevando a cabo una prospección de los vectores en España y Portugal.  Consiste en muestreos cada dos semanas en diferente fincas, para obtener la mayor información posible sobre su ciclo de vida en nuestro país y así poder tomar medidas en caso de que aparezca Xylella. Las fincas se han elegido en diferentes lugares del territorio de la península ibérica y tienen determinadas características como la de poseer cubierta vegetal. Durante las investigaciones, se ha observado que estos insectos tienen refugios estivales en plantas como la lavandula, la encina y, curiosamente, otras plantas situadas cerca de muros de piedra que, normalmente, encontramos en el medio rural como linderos de fincas. También se ha podido observar que se refugian en acequias próximas

 

¿Cómo prevenir la Xylella Fastidiosa?

Dicho esto se busca cómo prevenir la Xylella. Básicamente, lo que se propone es reducir los vectores y reducir el número de visitas de los vectores a la zona de arbolado. Algunas de las acciones que aquí se contemplan están actualmente en estudio:

  • Identificar plantas refugio (visual).
  • Disminuir insectos con tratamiento químicos (este método es poco efectivo porque los insecticidas tardan mucho en actuar).
  • Reducir el número de visitas con repelentes (investigando qué repelentes usar).

El profesor Fereres concluyó su exposición diciendo que había que buscar la manera de romper con el ciclo de vida del insecto. La erradicación de la cubierta vegetal no es un método muy recomendable, ya que genera más inconvenientes que ventajas. Pero un desbroce en el momento adecuado podría ser una herramienta muy valiosa para acabar con la propagación.

 

¿Qué avances se han conseguido en la lucha contra la Xylella Fastidiosa?

La Dra. Blanca Landa, Investigadora del CSIC de Córdoba y experta a nivel mundial en fitopatología vegetal, explicó la situación actual de la lucha contra la Xylella y los conceptos clave de la bacteria. Según Landa, debe su nombre a que habita en el xilema de las plantas y a que tiene un crecimiento fastidioso en medios de cultivo en laboratorio, es decir, difícil.

Las investigaciones de esta bacteria comenzaron hace más de cien años a finales del siglo XIX, pero no fue hasta finales del S XX cuando se consiguió aislar e identificar por primera vez en California. Se sabe que es termófila, que vive en el xilema y que no se propaga por contacto. Necesita un insecto vector donde pasa su primera fase de vida y una planta donde pasa el resto de su vida “afincada” en el xilema.

También se ha confirmado que no solo afecta el olivar, también a otros árboles y arbustos, y que hay diferentes subespecies.  La doctora Landa comenzó a investigar esta bacteria en 2003, pero interrumpió sus investigaciones porque no existían indicios de que la enfermedad estuviera presente en Europa. Sin embargo, en 2013 los retomó cuando se detectó el primer caso en Italia. Esta bacteria es bien conocida en Norteamérica , California, desde al menos un siglo por sus efectos devastadores. Los primeros indicios de su presencia en Europa datan de 1998, cuando se detectó un caso, no confirmado, en Kosovo. Posteriormente, se registraron infestaciones en Puglia (Italia) en octubre 2013, en Córcega (Francia ) en julio 2015, en la región francesa de los Alpes–Marítimos  en  octubre de 2015 y 2016, en el lander alemán de Sajonia y, por primera vez en España, en Mallorca y Alicante en 2016 y 2017. Además, está confirmado que en 2015 se encontraron plantas de café  infectadas en el mercado de Rungis de París  y en viveros de Suiza.

 

Doctora Landa

 

No todas las Xylellas que hemos encontrado en Europa pertenecen a la misma subespecie. En Italia se ha determinado la subespecie Pauca , mientras que en Mallorca la subespecie son Fastidiosa y  Multiplex y en la costa Azul Francesa la subespecie Multiplex. En cuanto a la Xylella detectada en Ibiza, se trató de la subespecie Pauca pero un genotipo diferente a la de Italia.

debe su nombre a que habita en el xilema de las plantas y a que tiene un crecimiento fastidioso en medios de cultivo en laboratorio, es decir, difícil.

 

De otro lado, recientemente se ha producido un avance investigador muy importante, porque se ha podido determinar el Genoma completo de la bacteria en Italia, lo cual ha supuesto un importantísimo impulso a la labor de los investigadores. Otra certeza positiva es que sabemos que, a día de hoy, la bacteria no ha podido “saltar” de Italia a Francia y de ahí a España porque no puede mutar de subespecie Pauca a Multiplex, por tanto, la única forma de entrada ha debido ser a través de material vegetal infectado procedente de fuera del continente europeo.

 

Factores de riesgo y medidas de control

Las condiciones climatológicas son determinantes para la propagación y vida de la bacteria. Es la opinión del doctor Juan Antonio Navas, investigador del CSIC en Córdoba y experto en patología vegetal. Según Navas, la bacteria tiene un crecimiento óptimo entre 25 y 28 grados C y es sensible por debajo de 5 y por encima de 34. Esto explica la aparición de Xylella Fastidiosa en zonas costeras y no de  interior.  La costa está más expuesta y presenta un riesgo severo de infección. Pero no hay que bajar la guardia, ya que se sabe que en EEUU se han detectado caso de Xylella en vid a temperaturas inferiores a 1 grado C.  No obstante, esta línea de investigación está aún desarrollo. Actualmente se está trabajando con varias propuestas medidas de control:

  • Nuevos protocolos de actuación desde agosto 2017 en la Unión Europea
  • Estimación de Modelos de riesgo
  • Desarrollo de un Sistema de detección remoto
  • Uso de patrones de plantas que sean resistentes a la bacteria
  • Uso de terapia para evitar la enfermedad.

Por un lado se están revisando los protocolos de actuación y evaluando si el arranque de los árboles infectados es realmente una medida efectiva. Por otro, la estimación de modelos de riesgo está permitiendo evaluar cómo actuar tanto en el vector (insecto) como en el árbol. También los estudios aéreos por detección remota (teledetección) que ayuden a determinar zonas infectadas rápidamente mediante el uso de sensores fotoquímicos, fluorescencia etc. El estudio de plantas más resistentes a la bacteria ha sido ya iniciado. En el caso del olivar italiano se ha podido comprobar que la variedad Leccino está entre la más resistente a Xylella Fastidiosa, aunque se está analizando la resistencia en otras variedades.

Así mismo, el IFAPA de Córdoba que tiene el banco de germoplasma de todas las variedades del olivar español, ha plantado en la zona infectada de Italia todas elals. Dentro de unos años podremos saber si alguna de nuestras variedades es sensible o resistente. El uso de terapias como la poda de ramas; los tratamientos en el vector/insecto; la vigilancia y actuación en cubierta vegetal; el tratamiento con fagos que ataquen a la bacteria; la protección cruzada o la termoterapia (es tratar el material de propagación o multiplicación con termoterapia más de 50 C o con frío a menos de 4 C ) son, entre otras muchas,  las medidas que se están barajando y estudiando entre el grupo de expertos y que posiblemente contribuirán a diseñar los protocolos de prevención y control de la bacteria.

Por último, en representación de la Junta de Andalucía, Ricardo Alarcón Roldán , Jefe de Servicio de Sanidad Vegetal, informó sobre el cuadro de las actuaciones que está llevando a cabo la administración autonómica. Alarcón señaló que “se están dando pasos agigantados en las investigación. Desde 2014 hasta hoy   hemos conseguido incluso el ADN de nuestro enemigo, pero cuanto más se descubre, más sensación tenemos de que nos queda mucho por saber”. Desde la Junta se incide en que la colaboración ciudadana es muy importante porque la Xylella Fastidiosa no solo afecta al olivo, el almendro o la vid, también puede infectar árboles de nuestros jardines.

se están dando pasos agigantados en las investigación. Desde 2014 hasta hoy   hemos conseguido incluso el ADN de nuestro enemigo, pero cuanto más se descubre, más sensación tenemos de que nos queda mucho por saber”

 

Para ello la Junta de Andalucía ha puesto a disposición de la ciudadanía un teléfono de información, un correo electrónico y hasta una aplicación móvil para que cualquier persona pueda comunicar cualquier sospecha de árbol o planta infectada. Entre otras acciones desarrolladas por la Junta destacan las siguientes:

  • Detección precoz: Vigilancia y prospección en viveros, explotaciones agropecuarias, parques y jardines, control de material vegetal en fronteras.
  • Determinar los criterios de riesgo (especies vegetales, lugares o puntos de riesgo y épocas del año).
  • Formación y capacitación de personal y contratación de nuevos técnicos. Divulgación, jornadas técnicas, teléfono de consulta.
  • Capacidad analítica (laboratorios de análisis).
  • Medidas en caso de sospecha o detección.
  • Contacto continuo con grupo asesor (los investigadores).
  • Plan de contingencia. Ayudas al agricultor

Está ya disponible la Red RAIF : Red de alertas e información fitosanitaria de Andalucía a través del teléfono 955059898 y el mail info.xylella@juntadeandalucia.es

En resumen, unas jornadas² que han demostrado ser de lo más útil por la calidad de las ponencias presentadas, la pertinencia investigadora y la posibilidad de conocer el esfuerzo y los avances de nuestros investigadores que, una vez más, se merecen todo nuestro agradecimiento. Siempre será poco ante el formidable reto que tenemos por delante, el de acabar con la peor amenaza que se cierne sobre nuestros olivos, nuestras vides o nuestros almendros. Con la colaboración de todos, el esfuerzo de administraciones, productores e investigadores, conseguiremos evitar una catástrofe. Estoy segura de ello.

 


¹Contaron con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ( CSIC) , El Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) , el Instituto de Ciencias Agrarias (ICA) , Tinsa y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía. Reunió a científicos, organismo público, agricultores y otras personas interesadas en esta bacteria.

²La próxima reunión sobre la Xylella ha sido convocada por la Unión Europea de la EFSA en diciembre de este año. En ella participarán de nuevo nuestros investigadores.               Fotografías de las jornadas :  Sonia Gómez