Si has dado el paso de comprar AOVE en la Oleoteca y no comprar esta vez el aceite en el “Super” de siempre, principalmente será por alguno de estos motivos:

  • Pretendes hacer un regalo.
  • Has entrado por curiosidad.
  • El mejor de los casos has comenzado a conocer y apreciar los aceites de oliva virgen extra.

Bueno, el paso principal ya está dado y te encuentras en este local comercial lleno de botellas, latas y garrafas de todos los tamaños, formas y diseños posibles.

L gama de precios es de lo más variopinto, con una horquilla que puede ir de los 6 Euros a los 30 Euros para una botella de 500cl. Y te preguntas cómo un mismo producto puede valer 5 veces más dependiendo de una marca u otra.

Además, te estás volviendo loco con la cantidad de variedades que hay (A tener en cuenta que solamente en España, tenemos más de 260 principales), y para más “INRI”, la misma variedad puede pertenecer a un territorio o a otro. Surgen entonces las primeras preguntas en tu cabeza ¿El más caro será el mejor? ¿El de la botella bonita y cuidado diseño será un AOVE de primera? ¿Qué variedad es la mejor para lo que quiero? En fin, la combinación de preguntas puede ser enorme y la de respuestas también

 

vamos ahora a darles ciertos consejos para enfrentarnos a la compra de AOVE,  basados en nuestra propia experiencia.

1) Compara precios de varios establecimientos de este tipo si te es posible, ya que la diferencia en ciertas ocasiones pude ser muy grande.

 

2) Busca un AOVE producido en la campaña actual. A medida que envejece va perdiendo propiedades, por lo que se recomienda un aceite joven, del año.

 

3) La regla “El más caro es el mejor” no funciona con el AOVE. Encontramos aceites estupendos en los rangos más caros, pero también los encontramos maravillosos entre los que no superan los 10 Euros.

 

4) Las botellas con mejores diseños, no tienen por qué contener los mejores AOVEs. Si bien es cierto que un buen producto, vestido con un buen packaging resulta redondo, se dan casos en los que el productor se debió gastar todo el dinero en las botellas, pro que el producto contenido deja mucho que desear.

 

5) Si te resulta muy difícil elegir una variedad ¡Llévate dos! Puedes probar con dos variedades principales que tengan características bien diferenciadas por ejemplo, picual y arbequina) e irte aproximando a tus gustos particulares. Aunque también advertimos, esto es un vicio y después, aunque tengas unas variedades favoritas, querrás probar todas.

 

 

6) Si vas a regalar AOVE ¡Acertarás seguro! Te lo decimos por experiencia. Cuando se regala AOVE, a diferencia del vino, los afortunados estarán acordándose muchos días de ti, pues su uso se prolonga en el tiempo. Además hoy en día hay mucha gente que no bebe y este es un buen regalo.

 

7) Haz caso a tu instinto y no tengas miedo a equivocarte. Como en muy pocos sitios tienes la posibilidad de probar los AOVEs antes de comprarlos (por lo menos en España), deja rienda suelta a tu instinto, y si te equivocas pues aprenderás que ese AOVE no merecía la pena.

 

8) Por supuesto habla con los dependientes. Añade la experiencia y conocimientos de los encargados de estas tiendas.

 

Esperamos que este artículo os haya servido ade apoyo a la hora de enfrentarnos a la compra de AOVE. 

 

 

¿Y TÚ?

¿COMPRAS EN LA OLEOTECA?