Y es que es esto lo que significa la palabra Basilippo, aldea del bosque de la luna, palabra de origen tarteso tan mágica como los habitantes de dicha aldea, o de una parte de ella, concretamente los habitantes de la Hacienda Merrha y más concretamente la familia Morillo, sin olvidar también a su amigo Nasr.

Llegamos a la hacienda en un estupendo día de primavera, y fuimos recibidos por Nasr (pronunciado Naser en castellano), amigo personal de la familia y responsable de exportación de los aceites basilippo a los países árabes y Francia, vamos, el encargado de lidiar con los no poco exigentes Chef franceses.

Naser nos presentó a Juan Morillo, padre del fundador de Basilippo, Juan Antonio Morillo Ruiz, al que siempre recordaremos y admiramos y el cual nos dejó tristemente hace muy poquito.

Juan, nos montó en su todo terreno y nos fue paseando por las calles que forman los árboles arbequinos, variedad que trabaja Basilippo y que parece haber encontrado en esta tierra (los Alcores, Sevilla) el lugar perfecto donde residir.

En este agradable paseo, pudimos comprobar cómo se practica la agricultura ecológica en la finca.Observando el manejo del suelo que se estaba llevando a cabo mediante el desbroce de las hierbas que lo pueblan, y su posterior descomposición sobre el mismo.

A juzgar por los pequeños frutos que tenían los árboles, Juan nos comentó que este podía ser un buen año de cosecha. Mejor dicho y para ser fieles a la realidad, nos lo dijo de la manera serena y poética con la que Juan hipnotiza al oyente: «A juzgar con la elegancia que se mecen las ramas al viento, este puede ser un buen año de cosecha».

Lo cierto es que fue una conversación que nunca olvidaremos.

Juan nos dejó ya con Naser en el reloj de sol situado en la parte más alta de la hacienda. Este reloj fue construido por el doctor Agustín Serés y es el único reloj de sol universal de Andalucía (horizontal local y ecuatorial universal al mismo tiempo).

 Seguidamente Naser nos llevó a la zona en la que se explica que tipo de recolección se lleva a cabo en Basilippo. Como curiosidad y que sirva de ejemplo de hasta que punto se mima el producto en esta empresa, se contratan dos personas solamente para que avisen a los recolectores cuando estos vayan a pisar el fruto.

Naser nos explicó lo difícil que es obtener un Virgen Extra y lo poco que valorado que está hoy en día. Nos estuvo mostrando precios de principios de los 90 que eran prácticamente idénticos a los de hoy, sin tener en cuenta que los costes de producción han aumentado a más del doble.

También estuvimos observando el sistema de riego por goteo de la finca, sobre el cual Naser quiso reservarse un pequeño secreto para después. Nos explicó así mismo, que para obtener 1 litro de AOVE Basilippo, son necesarios 14 kilos de aceituna.

Pasamos después al pequeño museo familiar, donde pudimos ver objetos pertenecientes a la familia y a su tradición olivarera, así como una maqueta que simula el funcionamiento de una antigua almazara. En este pequeño museo también hay una parte que pertenece a la oleoescuela, donde se les enseña a los niños los beneficios del AOVE mediante juegos.

Proseguimos la visita y fuimos a la almazara, aquí Naser nos reveló el secreto de cómo riegan los olivos con el alpechín (agua que desprende la aceituna en el proceso de extracción del aceite), así mismo volvimos a encontrar un nuevo invento del doctor Agustín Serés, Se trata de un tubo conectado a una bombona de nitrógeno, capaz de inertizar (vaciar de oxígeno) 12 botellas de AOVE a la vez.

Pudimos ver cómo se producen los AOVES y dos muy particulares, uno que se macera con la corteza de naranjas amargas de su propia finca y otro en el que se maceran vainas de vainilla procedentes de Islas Mauricio.

Naser nos llevó al «Salón del abuelo»,llamado así ya que era el lugar donde residió el abuelo de la familia, para poder disfrutar de una cata de sus productos.

Aquí tuvimos la oportunidad de probar como maridaba el AOVE con aroma a naranja amarga con un helado de chocolate y una pizca de sal gorda. Al llegar a casa volvimos a reproducir este plato de lo bueno que nos supo.Totalmente aconsejable.

Basilippo naranja

 

No podemos resumir en un solo artículo todas las experiencias que tuvimos, y a buen seguro que volveremos. Gracias Basilippo!!!

Si queréis saber más sobre estos AOVES, su propia web. Si queréis saber sobre cómo se construyó el reloj aquí os dejo un vídeo.