Aprovechando nuestra visita por tierras olivareras, volvimos de nuevo a Antequera, pero esta vez para visitar el museo del aceite creado por DCOO (antigua hojiblanca).

Acudimos al museo tras llegar a nosotros la noticia de que contaba con diferentes piezas correspondientes a los distintos métodos de extracción de aceite que han sido utilizados en los últimos 2000 años, y entre ellos un molino romano del siglo I procedente de los restos arqueológicos encontrados muy cerca del museo y del casco urbano de Antequera. Esto corrobora definitivamente el pasado oleícola de este municipio.El molino romano, está compuesto por una prensa de cabestrante, prensa que utiliza una gran piedra como contrapeso, para ejercer la presión necesaria para extraer el aceite de los capachos.

Prensa Romana

 

Además del molino, se encontraron restos de aceituna que tras ser sometidos a estudio, resultaron ser el antepasado de la variedad hojiblanca, variedad que hoy en día aun sigue siendo la más emblemática de la comarca.

Pero la joya del museo y pieza más representativa es una prensa de viga del siglo XVII, cuyo porte resulta imponente a la vista por sus titánicas dimensiones. Para que os hagáis una idea, se quiso reconstruir la almazara de la que formaba parte con las mismas técnicas arquitectónicas que eran utilizadas en la época y para ello, hubo que construir el tejado en último lugar, ya que primero debía ser introducida la prensa.

Prensa de Viga

 

La prensa mide 12,5 metros de longitud y a pesar de que la madera está ya muy seca y atacada por insectos xilófagos (polilla, carcoma, etc.), sigue pesando más de 3000 kilogramos.

Además de la prensa, para la reconstrucción de la almazara del siglo XVIII, se ha utilizado el molino de empiedro que era usado en la época. Este tipo de molino, también era llamado molino de sangre pues eran accionado por la fuerza de un animal, casi siempre de género equino, como mulas y asnos.

Además de otra prensa del siglo XIX, el museo cuenta en su interior, con reproducciones en forma de maqueta de prensas pertenecientes a diferentes épocas, entre las que por ejemplo, podemos volver a contemplar una maqueta de la gran prensa del siglo XVII.

Otro rincón interesante del museo está en sus exteriores, donde podemos seguir observando diferentes métodos de extracción de nuestro querido aceite, como por ejemplo una prensa de fundición accionada gracias a la fuerza hidráulica, además de una piedra que servía de contrapeso en una prensa romana.

Pero de los exteriores, quizá con lo que nosotros nos quedamos es con el jardín de variedades de olivo. Este jardín cuenta con 75 tipos de olivo tanto nacional como extranjero. Además debido a la época en la que nos encontramos pudimos observarlos en todo su esplendor, cargados de frutos de todos los tamaños y formas.

Variedades de aceituna

 

Los horarios y contacto son:

La visita al museo se realiza en días laborables:

Octubre a Mayo:

Mañanas (lunes a viernes) de 9h a 13:30.

Tardes (lunes a jueves) de 16h a 17:30.

Junio a septiembre:

Sólo mañanas (lunes a viernes) de 8:30 a 14:00h.

Reservas para visitas técnicas o grupos concertados cerrados:

Tel 952841451

Fax 952842555

museo@dcoop.es