Hoy os traemos un AOVE y una historia muy especial, Junto a a recuperación de la Masía familiar en la provincia de Barcelona, Rosa María Pérez de Viver y su familia, han llevado a cabo , la ardua labor de sacar hacia adelante un producto de muy alta calidad  que hemos tenido la oportunidad de catar junto a otros profesionales y quedar sumamente sorprendidos y encantados. Rosa, a la cual consideramos una gran amiga de la Moltura  nos va a contar en esta entrevista con más detalle, cómo empezó todo, cómo es su AOVE y que planes de futuro tiene, entre otras cosas. Pero, sin más dilación damos paso a la entrevista que nos concedió, y por la cual estamos muy agradecidos.

 

1.- ¿De dónde viene tu pasión por el Aove?

Nuestra pasión por el aove tiene sus inicios cuando en el año 2011, entre los trabajos de rehabilitación y restauración de nuestra masía, decidimos plantar 500 olivos de la variedad arbequina con el único objetivo de tener los campos limpios. Sabíamos que en la masía se producía aceite en la antigüedad, tanto por una docena de árboles que aún quedan en la finca madre, apenas 3 hectáreas de las 120 hectáreas que disponía la finca hace unos 70 años atrás, como por las viejas tinas que aún perduran en lo que era la bodeguita del vino dulce y del aceite. Embotellamos nuestra primera cosecha de aceitunas de los olivos añejos en el 2012. Así empezó este gusanillo aceitero. En el 2013 plantamos 500 olivos más y empezamos a ofrecer el excedente a los familiares y amigos más próximos. En época de cosecha y una vez con el aceite entre las manos, nuestros amigos nos traían a sus amigos y así fue creciendo la familia aceitera hasta el año 2014, en que ya nos planteamos en serio dar el salto profesional. Empezamos a formarnos con el objetivo de conseguir producir un aceite de alta gama a corto plazo, primero en Madrid y posteriormente en Lérida y Barcelona. Descubrimos todo un mundo apasionante, desde el manejo del olivar, la importancia de la recogida, la complejidad en la elaboración y la guarda hasta la percepción en cata de sus maravillosos atributos y sus muchas posibilidades de maridaje según sea su variedad y sus características organolépticas. Cada aceite es diferente por su variedad, su clima, su lugar de plantación, por la vegetación que el rodea, por el trabajo y el cariño que hay detrás de cada productor que busca un producto diferente y con personalidad propia. Descubrir esa personalidad en cada uno de los aceites es lo que hace tan interesante el mundo del aove.

 

Botella Masía Can Viver

 

2.- ¿Cómo y cuándo nace la idea de Can Viver?

Can Viver no nace, Can Viver es parte de nuestra historia. Esta masía tiene sus orígenes en el año 1156 y ha pasado de padres a hijos hasta nuestros días. En el año 2006 recayó la responsabilidad de su cuidado y mantenimiento en el actual heredero, José Manuel Latorre Palet. Desgraciadamente la casa estuvo abandonada durante muchos años y fue motivo de importantes disputas familiares por su lamentable estado. La tarea de devolver parte de lo que un día fue era una decisión que debía ser considerada a conciencia. Han pasado ya 10 años donde la inversión, tanto personal como económica, ha sido de auténtica locura. Y entre tanta locura, también había lugar para el aove.

 

3.- ¿Dónde están situados los olivos?

Nuestra minúscula plantación hace risa. Sobre todo cuando hablas con grandes productores que consideran un gasto absurdo en inversión, tiempo y dinero nuestro proyecto, dado que no lo vamos a rentabilizar nunca. Tal vez tengan razón. Con el aove es imposible vivir con tan poca producción. Pero no es el aove lo único que nos interesa, es su cultura, su divulgación, su historia, sus características organolépticas, sus posibilidades gastronómicas y sus maravillosos beneficios para la salud. Por eso abrimos nuestras puertas para compartir con otros nuestro entusiasmo, nuestra ilusión, nuestro cuidado y mimo tanto al producir un aceite de alta gama como para explicar nuestro afán por recuperar la historia de ésta masía, de su pasado, de los personajes que aquí vivieron, de sus anécdotas y vivencias y acercarlas a quienes quieran compartir con nosotros un día de sus vidas. Pero volvamos a la pregunta, nuestra plantación está en la misma finca cerca del pueblo de Bigues i Riells, en la comarca del Vallés Oriental a 30 minutos de Barcelona. La proximidad con la capital nos permite recibir al turismo de experiencias sean gastronómicas, culturales, históricas o personales. De ahí viene el nombre de OleoExperiencias.

 

 

 

4.- ¿Cuántos litros produces?

Actualmente por tener apenas 4 años una plantación y 2 años otra estamos produciendo alrededor de 300 litros. Esperamos poder alcanzar la cantidad de 1200 litros en los años venideros. Pero lo más importante es sensibilizar al cliente final del valor real del oro líquido que contiene cada botella. Entonces no será importante la cantidad que produzcamos porque estaremos valorando muchas otras cosas que también forman parte de cada botella.

 

5.- ¿Cómo definirías tu aove organolépticamente?

Es difícil realizar una definición genérica de tu aove porque cada año cambia según sea la cosecha. Te defino la cosecha de la temporada 2015/2016 tal y como figura en nuestra página web. “Nuestro Aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana es un aceite de Arbequina con un frutado medio a verde hierba, alcachofa, hinojo, alloza (cáscara de la almendra en estado verde) y rama de tomate, pero que en boca demuestra su carácter tímido y retraído siendo ligeramente dulce al principio, para ir despertando en un amargo medio y un picante tardío que va intensificando su intensidad para luego desaparecer de forma suave y lenta. Aove muy apreciado por sus frutados e indicado para maridajes en ensaladas crudas o asadas, pescados a la sal, o carnes a la plancha, donde el aliño confiere personalidad, elegancia y sutileza a la imaginación gastronómica. El picante tardío que perdura sutilmente tras la ingesta, le confiere un talante equilibrado, diferenciador y elegante, muy indicado para los paladares que inician su trayectoria en la cultura del aove de calidad.”

 

6.- ¿De qué manera promocionas tu aceite?

Bueno, con tan poca producción no es difícil. Digamos que hacemos una puesta de largo. Invitamos a nuestros amigos, conocidos, seguidores, fans… y les convocamos a la presentación del aceite en la misma masía. Entonces explicamos cómo ha ido la cosecha, pasamos fotos de la recogida (también es una de las OleoExperiencias que podemos disfrutar), explicamos las características organolépticas obtenidas y saboreamos unas pequeñas tapas degustación. El año pasado en tres presentaciones acabamos existencias. Así que… ¡fenomenal!

 

Rosa-Perez

 

 

7.- ¿Es difícil para un pequeño productor entrar en el mercado?

Fácil no es pero el secreto está en diferenciarse del resto. Unos ofrecen producto porque es lo que más tienen y les sobra. Otros ofrecen producto pero con él también experiencias, calidad, historia, esfuerzo, entusiasmo e ilusión. Entonces tener poca producción no es importante.

 

8.- ¿Fuera de Can Viver que aove te ha gustado más?

Tengo que reconocer que soy una fan incondicional de “Finca Latorre”. Quise visitarlos personalmente pero por desgracia el fin de semana que me desplace a Málaga no pudieron atenderme. De todas formas nos acercamos a la finca igualmente y la visitamos desde el exterior. Otro aceite que me apasiona se llama “Verde Esmeralda” y es de Jaén. Y de aquí de nuestra tierra, hay un productor que tiene un aceite muy, muy interesante de la variedad empeltre. Su nombre “Rius D’Or” son de la Tierra Alta de Tarragona.

 

9.- ¿Crees que está habiendo una revolución en el mundo del aove?

Sí indiscutiblemente, sí. España es el mayor productor mundial de aceite de oliva, y en concreto en Andalucía, la zona de mayor concentración de olivar, es donde han sido y están siendo pioneros en trabajar y dar propuesta de valor a los aceites de calidad. Todo su esfuerzo está empezando a dar muy buenos resultados. Creo que queda mucho por hacer y más en tierra propia donde parece que la costumbre de consumir productos mediocres nos incapacite a dejarnos sorprender por productos de calidad. Ese es el verdadero reto en nuestro país. En el resto del mundo el trabajo se centra en concienciar al consumidor que el aceite de oliva es mucho más saludable que otros aceites y poco a poco creo que se está consiguiendo.

 

10.- Si se puede saber ¿Qué planes de futuro tienes?

Nuestra visión es seguir divulgando la cultura del aceite de oliva virgen extra junto a nuestra historia, la de ésta generación y la de las muchas que nos precedieron. Nosotros apenas somos un eslabón más de la cadena, y dejar constancia de nuestro paso por aquí, de nuestro esfuerzo de rehabilitación, de nuestro trabajo por conseguir un aceite de calidad, de nuestro entusiasmo e ilusión por compartir nuestras experiencias, con sus alegrías y tristezas, nos inunda de entusiasmo por seguir caminando. Nada nos place más que ver las caritas de las personas que nos visitan y escuchar sus comentarios. Y desde luego, nada más gratificante que, al partir, ansíen llevar consigo un trocito de nuestra historia: su botella aove premium de Masia Can Viver.

 

¿Y TU?

¿HAS PROBADO ALGUNA VEZ EL AOVE DE MASÍA CAN VIVER?