A parte de los usos más extendidos para los aceites de oliva como son el gastronómico, el cosmético o medicinal entre otros, existe un uso mucho menos conocido, su uso en el combate.
Su uso por los combatientes viene de muy antiguo,
los guerreros etruscos y posteriormente los romanos se untaban el cuerpo con aceite de oliva para asearse después de los combates, ya que el uso del jabón no era conocido en la época imperial. El aceite era después retirado gracias a un útil llamado estrígil, que era usado a modo de rasqueta.

 

 estrígil

Strigil LACMA M.80.203.94 by Ashley Van Haeften, en Flickr

 

 

Además ya se conocía sus propiedades terapéuticas y luchadores y gladiadores recibían masajes con la ayuda del aceite de oliva virgen.
De la cultura griega también nos ha llegado referencias de su uso no para el combate si no para para la competición, ya que los atletas lo usaban para tonificar sus músculos y una vez finalizada la la competición se retiraba junto a los restos de sudor y polvo.

 Atletas Griego

 

Hoy en día, en Turquía se sigue practicando una lucha de tradición centenaria comúnmente llamada lucha en aceite ya que los luchadores son impregnados con aceite de oliva.
Esta competición se celebra todos los meses de julio en Edirne, en la parte noroeste del país.
La leyenda cuenta que cuando los otomanos realizaron sus primeras conquistas en la Europa continental, allá por el año 1300 y tomaron la ciudad de Edirne, para celebrarlo, cuarenta soldados se enfrentaron en una lucha en la cual dos hermanos se erigieron como campeones, lo que les obligó a enfrentarse y estar combatiendo toda la noche bajo la luz de la luna debido a su igualdad de fuerzas. Murieron al amanecer con sus cuerpos entrelazados. Desde entonces se celebran estos combates en su honor.

Lucha Turca de aceite 1

Turkish Oil Wrestling 2015 by Terry George, en Flickr

 

Los luchadores son llamados pehliban cuyo significado es el de héroe. En origen los combates no tenían límite de duración, pero hoy en día este está fijado en 40 y 30 minutos, según la categoría.

 

 

Es la competición más antigua celebrada sin interrupción y en el 2010, esta lucha fue inscrita como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Los luchadores embadurnan al oponente con aceite de oliva como símbolo de respeto, y si un luchador más joven gana a uno de mayor edad, besa su mano.
Aunque los combates se realizan por toda Turquía, es en Edirne donde se dan cita unos mil luchadores que combaten durante tres días, y uno solo se alza con el título de baspehliban cuyo significado es héroe principal

 

 


¿Y TU?
¿CONOCÍAS ESTE USO DEL ACEITE DE OLIVA?