¿Has añadido alguna vez Aceite de Oliva Virgen Extra en el helado? ¿Conoces alguna receta de helado de helado elaborado con Aceite de Oliva Virgen Extra? Pues ya es hora que lo pruebes!!

Hace tiempo ya os hablamos del lado más dulce del AOVE en todas sus variantes. Pero es ahora con estos calores, cuando apetece más comerse un refrescante helado, que además si es sano, doblemente bueno.

Muchos son reacios a preparar esta combinación pues siguen asociando el AOVE con lo salado, con las ensaladas o con guisos y no saben lo que dicen hasta que lo prueban y quedan sorprendidos por el sabor tan maravilloso de un buen AOVE hecho helado.

Hoy os hemos querido traer dos formas diferentes de consumir Aceite de Oliva Virgen Extra en el helado, la primera en la que el AOVE sirve de base para la elaboración del  mismo y otra en la que se añade al producto final.

receta: ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA EN EL HELADO (COMO BASE)

  • 125 ml. de tu Aceite de Oliva Virgen Extra favorito. 
  • 6 Yemas de huevo (tamaño L).
  • 250 ml. de leche entera.
  • 250 ml. de Nata.
  • 100 grs. de buena miel.

En primer lugar separamos las yemas de las claras y las batimos en un bol. En un cazo ponemos a calentar la leche con la miel .

Añadimos las yemas a la cocción sin dejar que esta hierva y removemos durante unos cinco minutos. A continuación añadimos la nata batida y dejando caer un pequeño  reguero, añadimos el aceite de oliva virgen extra sin dejar de remover.

Retiramos la mezcla del fuego e introducimos esta en la nevera durante unas tres horas.

Pasamos al congelador y  cada 45 mínutos unas tres veces, sacamos el helado y machacamos con ayuda de un tenedor para romper los cristales que se han ido formando en la congelación.

Servimos en un plato, pudiendo decorarlo con una ramita de menta y un chorro del AOVE con el que elaboramos la receta.

RECETA: ACETE DE OLIVA VIRGEN EXTRA EN EL HELADO (COMO ADEREZO)

Otra manera de disfrutar el aceite de oliva virgen extra es añadirlo a un helado ya elaborado para dar un toque especial al postre.

Esto lo podéis realizar de diferentes maneras, siendo la más básica pero no por ello menos eficaz, la de añadir un buen chorretón de AOVE a una bola de helado, por ejemplo, de leche merengada.

También existe la posibilidad de crear un aderezo basado en el AOVE aromatizado con algún cítrico como la naranja, el limón o la lima, que combina perfectamente con un helado de chocolate.

 

Helado con AOVE aromatizado al limón

 

Este aderezo lo podemos crear nosotros, dejando macerar la piel de las fruta en nuestro aceite, siempre sin la parte blanca de la misma, o bien comprando alguno de los productos ya elaborados que nos ofrecen alunas marcas como Basilippo o Finca la Torre.

Así que ya no tienes excusa para probar esas ricas, fáciles y sanas recetas. A qué esperas !!!

 

¿Y TÚ ?

¿YA PROBASTE UNO DE ESTOS HELADOS?